LA MONO EN CIRCUS BAR: FINAL DE LA TEMPORADA

 

La Mono cerró el año en el Oeste de la Provincia de Buenos Aires, más precisamente en San Justo.

 

No fue una noche más para el trío que forman Gaspar Benegas, Lucas Argomedo y Ramiro López Naguíl. Era una fecha especial porque marcaba el final de una larga gira que los llevó por el interior del país durante varios meses. Era el fin de la “ANOMALÍA TOUR”.

Estamos muy contentos de ver muchas caras hoy acá en el show que son las mismas que vimos en varios lugares donde tocamos del interior, esas cosas no tienen precio” decía Benegas en un parte del show.

Quizás en el mejor año de la banda el cierre de temporada de shows para ellos no pudo ser mejor, no podía tener un lugar más acorde que donde  sucedió, y ese lugar fue “Circus Bar”, ubicado en el corazón de La Matanza, un lugar acostumbrado al rock.

Con una concurrencia de público que crece constantemente La Mono dio un show como siempre impecable. La puesta en escena siempre es perfecta. El sonido También a cargo de Andy Carbonell.

Con un protocolo de sanidad bastante “abierto” a esta altura del año, el recinto tuvo mesas y sillas hasta la mitad del lugar y luego la gente podía estar “parada”, como siempre fue, como era antes. Esto generó que volviera  “el pogo” y que todo tuviera un color mucho más familiar a los viejos tiempos.

“Demoledor”, “Capitanes y “Diosa Natural” abrieron la noche del power trío. 

Enfundado debajo de su clásica gorra y cubierto por  una campera de gimnasia, Gaspar Benegas no paraba de demostrar el talento que tiene con la guitarra y su clara evolución para el canto. Cada día que pasa canta mejor. Eso es trabajo y mucha práctica, se nota.

“Hereje”, “Platos dorados”, “Tierra y cobre”, “No te duermas”, “Sueños de un perdedor” y “Somos Banderas” completaban  la primer parte del show.

El Swing que tiene López Naguil para tocar la batería es admirable, es un lujo verlo tocar en vivo.  

Lucas Argomedo es un gran y multifacético músico, por algo le dicen “El profe”. Nunca te va a “dejar tirado” en una canción, está atento a todo, como esos compañeros de equipo de fútbol que siempre te va a cubrir las espaldas por “si te pasan” y va salir a pelear la pelota para salvar la situación. 

“Apai” estuvo bastante “hablador” en la noche y se lo veía muy contento y cómodo. Varias veces interactuó con sus seguidores. Quizás esa sea una de las razones por las que tocararon “Prófugo”, una tema que no suelen hacer siempre. “ Vienen pidiendo “Prófugo” no , bueno ahí va”. Pero antes La Mono arrancó el tramo final del recital con “Semidios”.

Hubo tiempo para “esas Canciones que conocen todos”.

“Y mientras tanto el sol se muere , “Pabellón Séptimo”, “Tsunámi” y “El arte del buen comer”, todo material perteneciente  al  universo “Solari/Redondos” , se escucharon muy bien y se festajaron como si fuese un show del Indio, o de “Los fundamentalistas del Aire Acondicionado” si el lector lo prefiere, porque a esta altura del partido, “todo tiene que ver con todo”, ¿No?

La siempre suave y hermosa “De tu mano” anticipaba “El perfume de la tempestad”, el final que se venía, el cierre de la noche.

Personas “a caballito”, muchas remeras revoleandose en el aire y el querido y clásico pogo hicieron que  que “Autodestrucción” sea el final perfecto de una noche llena de emociones para los que forman parte de esta banda. Desde el staff siempre presente hasta el último de los fans que se acercó San Justo.

Todo se había terminado y fuera de “Circus” la gente no se iba, esperaban por un saludo, por una foto o  por algún recuerdo de su ídolos.

Un cielo despejado y azul tapaba las pocas estrellas que había en el cielo y mientras me dirigía al auto iba pensando que al llegar a mi casa iba a poner un disco de Claudio “El Tano” Marciello, coloqué  la llave en el tambor, el motor se encendió  y el stereo se prendió, sonaba “No Lider” ( la cual no habían tocado). Soy alguien que se guía por las señales,  así que llegue a mi casa y seguí escuchando La Mono, algo me decía que  la noche no había terminado. 


Fotos: @mtsrey10



Autor:Marcelo Escobar (@madaniesco)

Comentarios

Comentar artículo